Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

En vez de comprar un auto, nuevo o usado, otra opción es arrendar un auto nuevo con pagos mensuales. Un arrendamiento es un contrato en que te prestan un auto nuevo por un período de tiempo específico, desde seis meses hasta cinco años. Si te gusta tener un auto nuevo cada dos o tres años, quizá arrendar un auto es la mejor manera; sin embargo, a largo plazo puede ser más costoso que comprar un auto. Se puede arrendar un vehículo de una concesionaria. Después de negociar un trato, firmar el contrato y hacer el pago inicial, te comprometes a un pago mensual que cubrirá el costo de la depreciación del auto.

Arrendar un Auto

Se determina tu pago mensual del arrendamiento a través de cinco números importantes:

  • Duración del Arrendamiento – El período de tiempo que vas a arrendar el auto.
  • Valor Residual del Arrendamiento – Una estimación del valor del auto al fin de la duración del arrendamiento.
  • Factor del Dinero o Cuota del Arrendamiento – Otra manera de expresar la cantidad del interés sobre un arrendamiento del auto. El factor de dinero x 2,400 = tasa de porcentaje anual (APR por sus siglas en inglés).
  • Distancia en Millas por Año – El promedio de la distancia, en millas, que vas a manejar cada año durante la duración del arrendamiento.
  • Cuota de Adquisición – Una cuota para cubrir los costos administrativos de una compañía de arrendamiento.

Arrendar un auto suena como una manera divertida de tener una variedad de autos, pero ten en cuenta que los contratos de arrendamiento incluyen muchas condiciones. Por ejemplo:

  • Si compras el auto que arrendaste, el costo del arrendamiento en combinación con el precio de la compra del auto muchas veces es mucho mayor que el precio del mismo auto nuevo.
  • Si decides en terminar el arrendamiento antes de la duración, vas a tener que pagar el resto del arrendamiento y cualquier cuota de terminación.
  • Vas a tener que pagar las reparaciones de cualquier cosa que disminuya el valor de reventa del auto – incluyendo rasguños y golpes.
  • Si tu kilometraje sobrepasa el límite en el contrato, vas a tener que pagar una cantidad específica por cada milla sobre el límite.
  • Si haces cualquier personalización del auto, al fin de la duración del arrendamiento vas a tener que pagar una cuota adicional.

Necesitas leer bien tu contrato de arrendamiento para evitar cualquier sorpresa más tarde.

Compartir